Preguntas frecuentes

Compartir

​¿En qué consistió el Primer Dividendo Digital?

Se conoce como Dividendo Digital al conjunto de frecuencias del espectro radioeléctrico que quedaron libres por la migración de la televisión analógica a la digital. La liberación del Primer Dividendo Digital, entre los años 2014 y 2015, permitió dejar libre la banda de 800 MHz para que pudiera ser utilizada por nuevos servicios de banda ancha, principalmente telefonía móvil de cuarta generación (4G).

La liberación del Primer Dividendo Digital consistió, por tanto, en una reubicación de los canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Así, a diferencia con lo que ocurrió con el apagón tecnológico que supuso la transición de la televisión analógica a la digital, en este caso el usuario no tuvo que cambiar su aparato de televisión, ni añadir decodificadores externos, para continuar recibiendo la programación completa de TDT. Únicamente tuvo que resintonizar su televisor y, en muchos de los edificios de viviendas comunitarias, realizar una pequeña adaptación en los sistemas colectivos de recepción de la señal TDT. La liberación del Segundo Dividendo Digital supondrá un proceso casi idéntico.

¿Qué es el segundo dividendo digital?

Se conoce como Segundo Dividendo Digital al conjunto de frecuencias entre 694 y 790 MHz (banda 700 MHz) que hay que liberar (despejar o desocupar) antes del 30 de junio de 2020 para que éstas puedan ser utilizadas para el despliegue de servicios de 5G. Este proceso, que será similar al ya realizado durante finales de 2014 y principios de 2015 (denominado Primer Dividendo Digital), es un proceso armonizado que se va a realizar en toda la Unión Europea.

La banda 700 MHz está en la actualidad principalmente ocupada por canales de televisión digital terrestre, que serán trasladados con este proceso a otra banda inferior del espectro.

¿Por qué se lleva a cabo el Segundo Dividendo Digital?

Como en el caso de la liberación del Primer Dividendo Digital en el año 2015, el Gobierno español cumple un mandato de la Unión Europea, según se establece en la Decisión 2017/899 de 17 de mayo de 2017, sobre el uso de la banda de frecuencia de 470-790 MHz en la Unión. Dicha Decisión tiene como objetivo asegurar la disponibilidad de espectro radioeléctrico en toda Europa en la sub-banda de 700 MHz (694-790 MHz) antes del 30 de junio de 2020 para su uso en servicios de comunicaciones electrónicas inalámbricas.

En España, como en otros países, esa banda se está utilizando actualmente para prestar servicios de TDT, por lo que es necesario liberarla previamente, planificando nuevas frecuencias en la parte de la banda que continuará siendo utilizada por la TDT (470 a 694 MHz).

Una vez liberada la sub-banda de 700 MHz, ésta se podrá poner a disposición de los operadores de comunicaciones electrónicas para el despliegue de nuevos servicios como el 5G.

¿El Segundo Dividendo Digital se llevará a cabo en otros países?

Sí, se trata de un proceso de ámbito europeo, en el que todos los estados miembros de la Unión deben realizar esta adaptación y liberar estas frecuencias para el uso armonizado de las mismas por parte de los operadores de comunicaciones electrónicas.

En nuestro país, el despliegue se desarrollará en coordinación plena con los países vecinos, no sólo con los pertenecientes a la Unión Europea, sujetos al mismo proceso, también con Marruecos y Argelia.

¿Qué plazos se manejan?

​Tal como se señala en la hoja de ruta aprobada en julio de 2018, el objetivo del Gobierno de España es que el proceso de liberación de la banda de 700 MHz finalice antes del 30 de junio de 2020, dentro del calendario establecido en la normativa comunitaria.

El arranque de nuevas frecuencias para la TDT comenzó a finales de julio de 2019 en Mallorca, Ibiza, Formentera y 94 municipios de la provincia de Cáceres, y el 26 de julio en 24 municipios de Huelva. De forma escalonada, entre julio de 2019 y el primer trimestre de 2020, se encenderán las nuevas emisiones en casi todo el territorio nacional. Con el fin de facilitar la transición y minimizar el impacto para la ciudadanía, durante un tiempo las cadenas de televisión emitirán simultáneamente a través de las frecuencias nueva y antigua (simulcast), antes de proceder al apagado de esta última.

Antes del 30 de junio de 2020, asimismo, se llevará a cabo un proceso de licitación para la adjudicación de la banda de 700 MHz a los operadores de servicios móviles de comunicaciones electrónicas.

¿Es necesaria la banda de 700 MHz para el 5G?

La banda de 3,4‐3,8 GHz está considerada como prioritaria para facilitar los despliegues iniciales de 5G, en particular para los servicios de banda ancha mejorada, que son una extensión de los servicios de banda ancha actuales. Ésta se encuentra ya disponible para los primeros despliegues comerciales de 5G en España.

La banda de 700 MHz es otra de las bandas prioritarias de 5G, pues va a facilitar la mejora y extensión de cobertura, así como la disponibilidad de los primeros despliegues de dispositivos masivos. Consecuentemente, es una banda de frecuencias clave para alcanzar un despliegue de los servicios de 5G uniforme en todo el territorio nacional.

Tal como señala la Hoja de Ruta del Segundo Dividendo Digital, esta banda estará disponible en España antes del 30 de junio de 2020. Se prevé un proceso de licitación para su adjudicación a los operadores de servicios móviles de comunicaciones electrónicas antes de dicha fecha.

¿Qué es el 5G y qué ventajas supone?

5G es la denominación de la nueva generación de tecnología móvil, que mejora sensiblemente las prestaciones (ancho de banda, latencia, capacidad de dispositivos conectados) de acceso a Internet en movilidad respecto a las generaciones anteriores. Sus especiales características hacen de ella una pieza clave para acelerar la transformación digital de la sociedad y la economía.

Los servicios 5G permitirán a los usuarios disfrutar de conexiones de banda ancha ultrarrápida, conexiones masivas de dispositivos, facilitando el desarrollo del IoT. Además, facilitará disfrutar de nuevas aplicaciones como la sanidad en línea o el coche conectado por sus características de conexiones ultrafiables y con una muy baja latencia.

Las redes y servicios 5G no son sólo una nueva generación de la tecnología móvil, sino que van a permitir el desarrollo de nuevos servicios que podrán beneficiar a la economía y a la sociedad en su conjunto. La capacidad de gestionar millones de dispositivos en tiempo real de las redes 5G es un elemento esencial para el desarrollo de servicios que hasta ahora no estaban a nuestro alcance como es la fabricación inteligente en entornos de fabricación distribuidos, el control remoto de dispositivos en tiempo real que va a facilitar el coche conectado y posteriormente el coche autónomo, así como la gestión inteligente del transporte y de los recursos energéticos. Asimismo, 5G va a permitir ampliar la cobertura de banda ancha a velocidades altas en zonas rurales y aisladas del territorio español, contribuyendo a la reducción de la brecha digital y a la disponibilidad de servicios públicos digitales en toda nuestra geografía.

El impacto transversal de la tecnología 5G está reflejado en diversos estudios publicados en los últimos años. En nuestro entorno más inmediato, los análisis de la Comisión Europea prevén que los beneficios estimados al introducir el 5G en cuatro sectores productivos (automoción, salud, transporte y “utilities” aumentarían progresivamente hasta alcanzar los 62.500 millones de euros de impacto directo anual dentro de la Unión Europea en 2025, que se elevaría a 113.000 millones de euros sumando los impactos indirectos. El mismo estudio estima que en nuestro país se obtendrían unos beneficios indirectos en los 4 sectores analizados de 14.600 millones de euros y una importante creación de empleos.

¿Cómo afectará el Segundo Dividendo Digital a los ciudadanos?

La liberación de la banda de 700 MHz implica que los canales de TDT que actualmente ocupan dicha banda deban desplazarse a otra parte del espectro radioeléctrico. Para los ciudadanos y ciudadanas, esto implicará algunas obligaciones para poder continuar disfrutando de la oferta completa de canales TDT:

En primer lugar, el cambio de frecuencias de algunas emisiones TDT requerirá la adaptación de las infraestructuras de recepción colectiva en los edificios. Tal adaptación no será uniforme en toda España, pues dependerá del número de múltiples que emplean la banda de 700 MHz en cada zona del territorio español. Así, habrá algunas áreas geográficas donde no se producirán cambios de frecuencias en los múltiples digitales de ámbito nacional y autonómico, en particular: Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

Tampoco todos los edificios de viviendas deberán hacer adaptaciones en sus equipos de recepción colectiva de televisión, quedando excluidos por ejemplos las viviendas unifamiliares y los edificios comunitarios de menor tamaño. En total, la Secretaría de Estado para el Avance Digital estima que este proceso afectará a aproximadamente 850.000 edificaciones y 21 millones de habitantes (menos población que el Primer Dividendo Digital).

Por otra parte, aquellos edificios que sí deban realizar adaptaciones, éstas diferirán en función del tipo de la infraestructura previamente instalada.

Tipo de infraestructura instalada  

Independientemente del tipo de equipo de recepción de señal de los edificios, todos los ciudadanos deberán resintonizar sus televisores para poder disfrutar de la oferta completa de TDT, una vez que finalicen los simulcast.

Cabe incidir en que la liberación del Segundo Dividendo Digital no implicará la aparición ni desaparición de canales de televisión (simplemente se desplazan de frecuencias), ni la obsolescencia de televisores ni descodificadores TDT (seguirán siendo válidos).

En resumen, cada área geográfica:

  • está afectada de diversa manera
  • tendrá que cambiar un número diferente de canales o tan solo resintonizar sus televisores
  • tendrá un plazo diferente para hacerlo a partir de una fecha concreta

El Gobierno y el resto de los agentes implicados en este proceso informarán paulatinamente a la ciudadanía de cuándo tienen que adaptarse a esta nueva reordenación de frecuencias y de cuáles serán los pasos que tienen que realizar.

Los detalles completos de qué municipios integran cada una de las demarcaciones o áreas geográficas en las que se ha estructurado la geografía nacional para este proceso pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado en el “Real Decreto 391/2019, de 21 de junio, por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital”.

¿Por qué la liberación del Segundo Dividendo Digital no afecta a toda España?

Durante la planificación de la liberación de la banda de 800 MHz (Primer Dividendo Digital) se hizo un esfuerzo por minimizar el uso de la banda de 700 MHz para acomodar los múltiples TDT, previendo la futura necesidad de liberar esta última banda. Por ese motivo, existen algunas zonas de España donde todos los múltiples están fuera de la banda de 700 MHz, por lo que en esas zonas no será necesaria la adaptación de las instalaciones de recepción de los usuarios.

Dichas zonas son: Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

¿Qué tienen que hacer los ciudadanos?

De acuerdo a las estimaciones realizadas por la Secretaría de Estado para el Avance Digital, el proceso de liberación del Segundo Dividendo Digital afecta a alrededor de 850.00 edificios y 21 millones de habitantes. Cada área geográfica:

  • está afectada de diversa manera
  • tendrá que cambiar un número diferente de canales o tan solo resintonizar sus televisores
  • tendrá un plazo diferente para hacerlo a partir de una fecha concreta

El cambio de frecuencias de algunas emisiones TDT requerirá la adaptación de las infraestructuras de recepción colectiva en los edificios. Tal adaptación no será uniforme en toda España, pues dependerá del número de múltiples que emplean la banda de 700 MHz en cada zona del territorio español. Así, habrá algunas áreas geográficas donde no se producirán cambios de frecuencias en los múltiples digitales de ámbito nacional y autonómico, en particular: Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

Tampoco todos los edificios de viviendas deberán hacer adaptaciones en sus equipos de recepción colectiva de televisión, quedando excluidos por ejemplos las viviendas unifamiliares y los edificios comunitarios de menor tamaño.

Por otra parte, aquellos edificios que sí deban realizar adaptaciones, éstas diferirán en función del tipo de la infraestructura previamente instalada. Más concretamente, para viviendas con sistema de recepción:

Antena Individual:

  • Suelen tener sistema con amplificador de banda ancha, por lo que no es necesario realizar la adaptación del sistema de recepción.
  • Únicamente tendrá que realizar una resintonización del televisor.

Antena Colectiva:

  • En la mayoría de los casos tendrán que contactar con un instalador registrado para que realice las adaptaciones necesarias en sus sistemas.
  • Si su sistema es:
    • Centralita programable: Tendrán que reprogramar la centralita para el rango de canales afectados por la migración.
    • Amplificador monocanal: Tendrán que sustituir los amplificadores de los canales afectados por la liberación del Dividendo Digital.
    • Amplificador de banda ancha: no es necesario realizar la adaptación del sistema de recepción. Únicamente tendrá que realizar una resintonización del televisor.

Tipo de infraestructura instalada Independientemente del tipo de equipo de recepción de señal de los edificios, todos los ciudadanos deberán resintonizar sus televisores para poder disfrutar de la oferta completa de TDT, una vez que finalicen los simulcast.

Cabe incidir en que la liberación del Segundo Dividendo Digital no implicará la aparición ni desaparición de canales de televisión (simplemente se desplazan de frecuencias), ni la obsolescencia de televisores ni descodificadores TDT (seguirán siendo válidos).

¿Cómo saber qué tipo de adaptación necesita hacer mi comunidad de vecinos?

Puede ponerse en contacto con uno de los instaladores de telecomunicaciones registrados. La información de contacto de los mismos se encuentra en el Registro de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD). Dispone del listado completo en la página web de esta Secretaría de Estado (www.avancedigital.gob.es) y en la web www.televisiondigital.gob.es.

También se han habilitado varios canales de atención a la ciudadanía, incluyendo la presente página web www.televisiondigital.gob.es. Para más información póngase en contacto con su Ayuntamiento o bien a través del Servicio de atención al usuario: 901 20 10 04 y 910 889 879.

Dispondrá de un plazo de varios meses para realizar las pertinentes adaptaciones y posterior resintonización de los televisores. El Gobierno y el resto de los agentes implicados en este proceso informarán a la ciudadanía de cuándo tienen que adaptarse a esta nueva reordenación de frecuencias y de cuáles serán los pasos que tienen que realizar.

Los detalles completos de qué municipios integran cada una de las demarcaciones o áreas geográficas en las que se ha estructurado la geografía nacional para este proceso pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado en el “Real Decreto 391/2019, de 21 de junio, por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital”.

¿A quién tengo que llamar para que me haga la instalación?

La adaptación deberá realizarla un instalador de telecomunicaciones registrado. Será el administrador de fincas o el presidente de la comunidad de vecinos quien tenga que ponerse en contacto con un instalador de telecomunicaciones registrado para que compruebe el tipo de infraestructura de recepción de televisión que dispone e indique los cambios que deban realizarse.

La información de contacto de los mismos se encuentra en el Registro de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD). Dispone del listado completo en la página web de esta Secretaría de Estado (www.avancedigital.gob.es) y en la web www.televisiondigital.gob.es.

Con anterioridad al inicio de las actuaciones, la empresa instaladora deberá proporcionar al propietario una descripción de los trabajos a realizar, un listado de los nuevos elementos que se vayan a incorporar y de los que sea necesario sustituir, así como un presupuesto para su ejecución. Una vez finalizados los trabajos, la empresa entregará al propietario un ejemplar del boletín de instalación que detalle los trabajos realizados.

Es recomendable solicitar diferentes presupuestos a varios instaladores.

¿Cuándo habrá que hacer la adaptación?

Cuanto antes, una vez comience el proceso en su zona geográfica.

Con el fin de facilitar la transición y minimizar el impacto para la ciudadanía, durante un tiempo las cadenas de televisión emitirán simultáneamente a través de las frecuencias nueva y antigua (simulcast), antes de proceder al apagado de esta última. Todos los simulcast deberán haber concluido antes del 30 de junio de 2020.

El Gobierno y el resto de los agentes implicados en este proceso informarán a la ciudadanía de cuándo tienen que adaptarse a esta nueva reordenación de frecuencias y de cuáles serán los pasos que tienen que realizar.

Los detalles completos de qué municipios integran cada una de las demarcaciones o áreas geográficas en las que se ha estructurado la geografía nacional para este proceso pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado en el “Real Decreto 391/2019, de 21 de junio, por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital”.

¿Qué significa simulcast?

El simulcast es la emisión simultánea de un canal de televisión, en dos frecuencias distintas (la habitual hasta el momento y una nueva). La finalidad del simulcast es garantizar que el ciudadano tuviera tiempo de adaptarse al nuevo canal, y pueda disfrutar de la televisión digital sin interrupciones durante el proceso de liberación del Dividendo Digital.

¿Es necesario cambiar la antena?

No, no es necesario, sin embargo es necesario en todos los casos sintonizar el televisor y en algunos casos adaptar las instalaciones de antena colectiva del edificio que amplifican la recepción de los canales emitidos.

¿Tengo que volver a sintonizar los televisores obligatoriamente?

Sí, la sintonización es obligatoria para no perder la oferta televisiva. Si no se acomete esta acción, puede que deje de ver algunos canales de televisión.

Es conveniente que la resintonización de los televisores se efectúe al finalizar el proceso de liberación en la demarcación geográfica en que residan, momento que será comunicado oportunamente.

¿Cuántas veces habrá que resintonizar los televisores?

Idealmente, solo una vez. Por este motivo recomendamos resintonizar al final del proceso de simulcast. En cualquier caso, si una persona dejara de ver un canal, puede resintonizar en ese momento para continuar viéndolo.

Vivo en una vivienda unifamiliar. ¿Qué tengo que hacer para recibir la TDT?

Las instalaciones individuales para la recepción de la señal de televisión incluyen generalmente un amplificador de banda ancha que es capaz de recibir todos los canales de la TDT. Este tipo de instalación es la habitual en viviendas unifamiliares o en edificios con pocas viviendas. En este caso, no sería necesario en principio realizar ninguna actuación sobre la instalación ya que la señal de TDT se recibiría correctamente en el caso de que su localidad dispusiese de cobertura suficiente.

No obstante, si tiene problemas de recepción, le sugerimos que se ponga en contacto con un instalador de telecomunicaciones registrado que podrá revisar su instalación y comprobar si es necesario realizar algún ajuste.

Asimismo, deberá resintonizar sus televisores (a través del mando a distancia del televisor) para continuar recibiendo todos los canales.

​Vivo en un edificio con antena comunitaria. ¿Qué tengo que hacer para recibir la TDT?

​Para poder recibir la TDT la antena comunitaria debe de estar adaptada. En caso de que no lo esté, el administrador de fincas o el presidente de la comunidad de vecinos deberá ponerse en contacto con una empresa instaladora de telecomunicación registrada por la Secretaría de Estado para el Avance Digital que revise el estado de la instalación y realice las modificaciones oportunas.

Una vez realizada la adaptación necesaria, todos los hogares deberán resintonizar sus televisores para continuar recibiendo la oferta completa de televisión digital terrestre (TDT).

​¿Es obligatorio realizar las adaptaciones?

​La comunidad de vecinos tiene la obligación de proceder a la adaptación de la instalación receptora cuando así lo acuerden un número suficiente de integrantes de la junta de propietarios que representen al menos un tercio de las cuotas de participación tal y como está establecido en el artículo 17 párrafo 2 de la Ley 49/60 de Propiedad Horizontal. Sin embargo, si al menos un usuario solicita la adaptación de la antena colectiva, la comunidad tiene la obligación de proceder a la adaptación de la instalación receptora utilizando las infraestructuras comunes, sin necesidad de existir mayoría alguna, corriendo el usuario solicitante con los correspondientes costes.

Para más información puede consultar el Real Decreto-Ley 1/1998 de 27 de febrero sobre infraestructuras comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación, y consultar con su Administrador de Fincas.

​¿Qué sucede si no hago la adaptación?

​Si el usuario no realiza las acciones pertinentes, habrá dejado de ver todos los canales que han cambiado de frecuencia. Dependiendo de la zona en la que viva será un número mayor o menor de canales.

​¿Habrá ayudas para compensar el coste de estas adaptaciones?

Sí, el Gobierno ha puesto en marcha un programa de ayudas para compensar los costes derivados de la adaptación de los edificios afectados por la liberación del Segundo Dividendo Digital. Estas ayudas serán gestionadas por la empresa pública RED.es, que depende de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (Ministerio de Economía y Empresa).

La liberación de la banda de 700 MHz va a requerir en muchos casos la adaptación de las instalaciones de recepción colectiva en los edificios, en aquellas zonas donde sea necesario desplazar a otras frecuencias algunos de los múltiples TDT. Estas adaptaciones suponen un coste para los ciudadanos por lo que, de manera similar a la liberación de la banda de 800 MHz, se prevé proporcionar subvenciones a las comunidades de vecinos afectadas.

La cuantía de las subvenciones oscila entre 104,3 € y 677,95 €, dependiendo del tipo de infraestructura instalada previamente y, por tanto, del tipo de adaptación que deba realizar el instalador. Las comunidades de vecinos podrán solicitar dicha subvención siempre con posterioridad a la contratación del servicio.

Aceptando distintas observaciones formuladas en el trámite de audiencia pública, así como en el informe del Consejo de Consumidores y Usuarios, se han actualizado las cuantías un 4,3% (IPC acumulado desde el 1 de enero de 2015 hasta enero de 2019) respecto de la base de cálculo utilizada con ocasión del Primer Dividendo Digital, quedando las cuantías fijadas, incluyendo impuestos indirectos:

  1. Infraestructura de recepción de televisión que no requiere de la instalación de equipamiento adicional, independientemente del número de múltiples digitales: 104,3 €.
  2. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para un múltiple digital: 156,45 €.
  3. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para dos múltiples digitales: 260,75 €.
  4. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para tres múltiples digitales: 365,05 €.
  5. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para cuatro múltiples digitales: 469,35 €.
  6. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para cinco múltiples digitales: 573,65 €.
  7. Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para seis múltiples digitales: 677,95 €.
​¿Cuánto me va a costar la adaptación?

​El precio de la adaptación de las instalaciones de TDT no es fijo, ni está regulado, sino que está determinado por el mercado y es una relación privada entre el cliente y la empresa instaladora. Por tanto, no podemos indicarle un precio, aunque le aconsejamos que consulte con varios instaladores para poder comparar varios presupuestos. Los canales afectados varían según el área geográfica dónde viva, no es homogéneo en todo el territorio. Hay zonas geográficas más afectadas que otras por lo tanto los presupuestos pueden variar de un área geográfica a otra.

El Gobierno ha puesto en marcha un programa de ayudas para compensar los costes derivados de la recepción o acceso al servicio de televisión en los edificios afectados por la liberación del Segundo Dividendo Digital.

​¿Cómo puedo informarme de lo que tengo que hacer?

​Se informará los ciudadanos a través de sus Ayuntamientos, mediante anuncios en prensa, radio local y con el envío de folletos informativos. De este modo, el Gobierno y el resto de los agentes implicados en este proceso informarán a la ciudadanía de cuándo tienen que adaptarse a esta nueva reordenación de frecuencias y de cuáles serán los pasos que tienen que realizar.

También se han habilitado varios canales de atención a la ciudadanía, incluyendo la presente página web www.televisiondigital.gob.es y los números de atención telefónica 901 20 10 04 y 910 889 879.

​¿Tengo que cambiar el televisor o el decodificador TDT por el Segundo Dividendo Digital?

​No, el usuario no tiene que cambiar su aparato de televisión ni añadir ni cambiar decodificadores externos, para continuar recibiendo la programación completa de TDT. Sin embargo será necesario en todos los casos volver a sintonizar el televisor y en algunos casos adaptar las instalaciones de antena colectiva del edificio que amplifican la recepción de los canales emitidos.

​¿Están previstas acciones para facilitar la evolución del parque de televisores?

​En el nuevo Plan Técnico Nacional de la televisión digital terrestre, se han incluido diferentes medidas para facilitar la evolución tecnológica de los televisores. Entre ellas, podemos destacar:

  • La obligatoriedad de que todos los televisores tengan sintonizadores de HD y de DVB-T2 en el plazo de 9 meses.
  • La obligatoriedad de que en el mismo plazo, todos los televisores de 40 pulgadas o más incorporen, además de lo anterior, el sintonizador para las emisiones en ultra alta definición y capacidad de conexión a banda ancha.
  • La obligatoriedad de que, en el plazo de nueve meses, todos los televisores de 24 pulgadas o más, y que dispongan de conexión a banda ancha, que se pongan en el mercado español deben ser compatibles con la norma europea [ETSI TS 102 796] v1.4.1 (o posterior) Hybrid Broadcast Broadband TV – HbbTV, implementando la especificación HbbTV 2.0.1 o posterior.
  • La obligatoriedad de que todas las emisiones sean con calidad HD a partir del 31 de diciembre de 2022.
  • Favorecer e impulsar la implantación futura de estándares avanzados de televisión digital terrestre con tecnologías de mayor eficiencia espectral, que permitan un uso más eficaz del espectro radioeléctrico y una mejora en la calidad de imagen y sonido.
​¿Cómo afectará el Segundo Dividendo Digital a los radiodifusores?

​Tal como se señala en la Hoja de Ruta del Segundo Dividendo Digital aprobada en julio de 2018, uno de los objetivos que guía el proceso de liberación de la banda de 700 MHz es el mantenimiento del número de múltiples digitales y las desconexiones territoriales existentes en la actualidad (regionalización de los programas de televisión). Con el fin de permitir una gestión eficiente de las frecuencias disponibles, se reutilizan, en la mayor medida posible, las frecuencias actualmente en servicio en la banda 470-694 MHz, que va a seguir siendo utilizada para prestar el servicio de TDT.

Al finalizar la liberación de la banda de 700 MHz los radiodifusores dispondrán de la misma capacidad de emisión que tienen actualmente. Asimismo, la hoja de ruta prevé que puedan permitirse emisiones promocionales de TDT utilizando estándares avanzados como la ultra alta definición UHD.

El proceso de liberación requiere algunas actuaciones por parte de los radiodifusores:

  • Traslado de las emisiones existentes en la banda de 700 MHz que tienen que ser liberadas de los múltiples actuales a las nuevas frecuencias asignadas.
  • Emisión simultánea (simulcast), durante un cierto periodo temporal, en las frecuencias actuales y en las nuevas frecuencias asignadas, con el fin de facilitar la transición a los ciudadanos para sintonizar las nuevas frecuencias.
  • Campañas de información en coordinación con las llevadas a cabo desde el Ministerio de Economía y Empresa, a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital.
​¿Dejaré de ver los antiguos canales cuando haga la adaptación?

​No. Si hace la adaptación y posteriormente resintoniza su televisor podrá seguir disfrutando de los mismos canales que antes. De lo contrario, podrá dejar de ver algunos de ellos una vez que el centro emisor que transmite en su ciudad deje de emitir de forma simultánea por ambas frecuencias (simulcast) y transmita solo por la nueva.

​¿Se perdieron canales con el Primer Dividendo Digital?

​No, tras la liberación del Dividendo Digital, la oferta televisiva es la misma. No obstante, los cambios o sustitución de programas son elección del propio radiodifusor.

​¿Habrá algún día un Tercer Dividendo Digital?

​El nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT, aprobado mediante real decreto en junio de 2019, garantiza la continuidad del servicio de televisión digital terrestre en España hasta el año 2030.

La asignación de nuevos usos para las bandas de frecuencias radioeléctricas se coordina a nivel internacional en las Conferencias Mundiales de Radiocomunicación (CMR) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Estas Conferencias se celebran periódicamente, cada tres o cuatro años. En la próxima Conferencia, que se celebrará en Sharm el Sheikh (Egipto), 28 de octubre a 22 de noviembre de 2019, no está incluido en el orden de la conferencia este tema, y por lo tanto no se tiene previsto ningún cambio en la banda de frecuencias actualmente reservada para servicios de televisión para ser destinadas a otros usos. Ello implica que futuros acuerdos al respecto no se tomarán hasta como mínimo 2022-2023, en que se celebre la siguiente Conferencia Mundial.

Debe tenerse en cuenta que las Conferencias de la UIT se limitan a facilitar el empleo prioritario de las bandas de frecuencias para determinados usos. Por lo tanto, la decisión y plazos para liberar otra banda en el futuro sería responsabilidad de la Unión Europea, posterior a un hipotético acuerdo al respecto en una futura Conferencia Mundial.