Proyecto voluntariado TDT

TDT 15/04/2009

Compartir

300 voluntarios ayudarán a las personas mayores a conectarse antes del 30 de junio

El proyecto Voluntariado TDT se pondrá en marcha el próximo martes para facilitar el acceso a la nueva televisión a 5.500 vecinos en riesgo de sufrir la 'fractura digital'.

Quienes no tengan adaptadas las antenas de sus hogares o de sus comunidades de vecinos el 30 de junio no podrán ver la televisión. En esa fecha, dentro de dos meses y medio, se producirá en Segovia el 'apagón analógico', de manera que dejará de emitirse la señal convencional y sólo podrá recibirse en las casas la señal de televisión digital terrestre (TDT) si se dispone de los aparatos adecuados. Según las estimaciones de Impulsa TDT (la Asociación para la Implantación y el Desarrollo de la TDT), en todo el término municipal de Segovia casi el 10% de la población, unas 5.500 personas, pertenecen a colectivos en riesgo de sufrir la llamada 'fractura digital', de quedar excluidos como usuarios de la nueva televisión; entre ellos están los jubilados, las personas en situación de dependencia, los discapacitados y los mayores de 65 años que viven solos; de ellos, según estos cálculos, el 80%, unos 4.400, aún no se han adaptado a la recepción de la TDT.

Pero estos colectivos tendrán ayuda. Segovia y Mataró son dos de los cerca de 1.300 municipios incluidos en la primera fase del Plan Nacional de Transición y los dos han sido elegidos por el Ministerio de Industria e Impulsa TDT para el proyecto piloto Voluntariado TDT, mediante el que tratarán de facilitar el acceso a la nueva televisión digital a las personas en riesgo de exclusión.

Experiencia piloto

Voluntariado TDT es un proyecto organizado por el Ministerio de Industria en colaboración con el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones de Cataluña y con los ayuntamientos, en este caso los de Segovia y Mataró, «para dar el mayor amparo a las personas en riesgo y minimizar las molestias que puede causarles la transición a la TDT», según explicó ayer en el Ayuntamiento de Segovia José Antonio Quintela, director de la Oficina Nacional de Transición a la TDT, quien compareció en rueda de prensa junto al decano del colegio de ingenieros, Ferrán Amago, y los alcaldes de Segovia y Mataró, Pedro Arahuetes y Antoni Barón, respectivamente.

Del éxito de esta experiencia piloto dependerá que el proyecto de voluntariado se lleve a cabo en toda España, aunque los promotores lo dan por seguro. Su objetivo, señaló Quintela, es que «nadie se quede sin ver la televisión en abierto cuando se produzca el apagón analógico».

Mil intervenciones

El proyecto tendrá una duración de un mes y prevé realizar unas mil intervenciones a domicilio en cada uno de los dos municipios; comenzará de forma efectiva el próximo martes, 21 de abril, aunque el pasado día 1 se puso en marcha en Segovia, en los dos campus, el de la UVA y el de IE Universidad, y en los institutos de la ciudad que imparten ciclos formativos de formación profesional de grado superior -Ezequiel González, La Albuera, María Moliner y Giner de los Ríos-, la captación de los 300 voluntarios que hacen falta (serán 500 en Mataró).

Los carteles están colocados desde hace días en los centros y los jóvenes interesados en participar en el proyecto no tienen que reunir requisitos especiales; sólo tienen que llamar al teléfono 902 515353 para cursar su solicitud o formalizarla a través de su página web. 

Los incentivos para los alumnos son los créditos o las horas de prácticas que les convalidarán sus respectivos centros por participar en el proyecto, además del acceso gratuito al transporte público y a los recintos deportivos durante la campaña.

Cuando los voluntarios lleguen a los hogares irán provistos de unos chalecos de color azul marino que tiene grabado en la espalda el rótulo de 'voluntario TDT' y en la pechera el escudo y el logotipo del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones de Cataluña, y el del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

De la necesidad de este proyecto son muy conscientes los alcaldes, el de Segovia y el de Mataró destacaron que los ayuntamientos están «acostumbrados a dar servicios y no sólo en lo que son sus competencias directas sino también en todo lo que afecta a la ciudadanía, como en el cambio de la televisión analógica a la digital», destacó Arahuetes, para subrayar a continuación que «habrá muchas personas que no puedan acceder a la TDT, y por eso hemos querido contribuir al cambio de la mejor manera posible». Y su homólogo catalán, Antoni Barón, explicó otra de las motivaciones, su preocupación por «la cohesión social, porque no podemos permitir que haya un colectivo importante que quede al margen» y, añadió, «debemos hacer todo lo posible para que el 30 de junio la mayoría o la totalidad de la población esté en condiciones de conectar».

Cobertura de la señal

Mientras, la cobertura de la señal de TDT está ya igualando a la analógica. Quintela apuntó que ahora mismo España alcanza el mayor nivel de cobertura de los países de nuestro entorno, pues la señal digital alcanza al 92% de los hogares y el nivel de conocimiento supera el 96% -«quien quiere lo conoce», dijo-, por lo que «estamos en buena vía para cumplir el compromiso del Gobierno» de que la digitalización sea una realidad el 3 de abril del 2010, cuando se producirá el 'apagón analógico' en toda España. Según indicó, la evolución de los llamados proyectos Mataró y Navacerrada, en referencia a los lugares desde donde se transmite la señal digital, presentan «cifras positivas».

Mil descodificadores

La Concejalía de Empleo, Desarrollo y Tecnología, a través del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), acaba de cerrar el plazo para recibir por Internet las solicitudes de descodificadores de TDT interactivos, de acuerdo con la convocatoria que puso en marcha el mes pasado. El Ayuntamiento ha recibido alrededor de 1.400 peticiones, según dijo ayer el concejal del área, Óscar Alonso. Todavía está por determinar cómo se repartirán los descodificadores.

Fuente:  nortecastilla.es