Campaña TDT - Los Apagados

TDT 27/11/2009

Compartir

Impulsa TDT presenta su nueva campaña en colaboración con Álex de la Iglesia

Impulsa TDT, con la cofinanciación de la Secretaría de Estado para las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información y el apoyo de la Oficina Nacional de Transición, ha lanzado una divertida campaña publicitaria con la que pretende seducir al público más resistente para que dé el paso definitivo y complete la transición a la TDT antes del definitivo apagón analógico que se producirá el 3 de abril de 2010.

Bajo la dirección de Alex de la Iglesia, la campaña publicitaria gira en torno a 'Los Apagados', personajes de diferentes perfiles que sólo tienen una cosa en común: les ha pillado el apagón analógico y como consecuencia de ello se han 'apagado', al igual que lo hará en pocos meses la señal analógica en aquellos equipos audiovisuales que no se hayan adaptado correctamente a la nueva tecnología.

'Los Apagados' protagonizan divertidas historias del día a día, cercanas a la vida real, con las que el público se puede sentir fácilmente identificado y mediante las cuales se pretende que todas aquellas personas que, a menos de cinco meses del definitivo cese de emisiones analógicas, todavía no se han adaptado a la TDT, den los pasos necesarios para poder disfrutar de la nueva forma de ver la televisión. El director de cine y actual Presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Alex de la Iglesia, ha sido el encargado de dirigir las diferentes piezas, impregnando los nuevos anuncios con su particular y característico estilo que combina los elementos fantásticos con el costumbrismo español más realista.

La campaña, sobre una idea original de la agencia publicitaria JWT DELVICO, está presente en los medios desde finales de este mes de noviembre y cuenta con tres spots para televisión, cada uno con versiones de 30, 20 y 10 segundos. En cada uno de ellos la ambientación y la t es diferente, llevándonos las historias desde una comunidad de vecinos reacia a realizar la adaptación de la antena hasta un centro comercial en el que una niña 'apagada' espera para pedirle a su Rey Mago favorito un descodificador con el que poder 'encenderse'.

Además de la mencionada campaña de televisión, que se emitirá en todas las cadenas privadas y autonómicas, también forman parte de esta campaña publicitaria una serie de cuñas de radio y material gráfico que podrá verse y oírse en toda la geografía española.

Por otra parte, es de destacar el papel de Televisión Española, que se ha unido a esta campaña mediante una serie de autopromociones cuya base son las mismas historias de la campaña y que retransmitirá en sus cadenas a lo largo de las próximas semanas.

Colaboraciones de lujo

Además de la colaboración de Alex de la Iglesia, que ha sido el director de los tres spots para televisión, el rodaje de los anuncios ha contado con la participación de actores y actrices nacionales de lujo que han sabido transmitir perfectamente el espíritu de la campaña y trasladar a la pequeña pantalla tres breves historias haciéndolas perfectamente creíbles y sobre todo dotándolas de mucho sentido del humor. Terele Pávez, Manuel Tallafé o Juana Cordero han sido los algunos de los encargados de dar vida a estos 'Apagados' que a falta de muy poco para el apagón analógico aún o se han adaptado a la TDT.

Normalización de la TDT

Según los datos del último Informe del Observatorio de Impulsa TDT la cuota de pantalla de la TDT se aproxima al 50% y los canales privados que emiten en simulcast ya cuentan con un share TDT superior al analógico, lo que supone una evidente normalización en el uso de la Televisión Digital Terrestre en los hogares españoles. El despegue de la audiencia digital terrestre que se inició en agosto mantiene a fecha de hoy un crecimiento constante, que se ve respaldado por la progresión del resto de indicadores del proceso de transición. Así, ya son más del 77% los edificios de viviendas colectivas que han adaptado sus antenas, mientras que la penetración de la TDT alcanza el 72,1% de los hogares y el nivel de cobertura es superior al 96% de la población.