Multiplexación espacial

Compartir

El método de multiplexación espacial emplea el entrelazado de línea para la construcción de imágenes esteroscópicas.

La imagen se divide en dos, destinando la mitad de las líneas (líneas impares) para la introducción de la imagen dirigida al ojo izquierdo, y la otra mitad (líneas pares) para la imagen dirigida al ojo derecho. Por tanto, una y otra imagen se entrelazan. En este caso, se aprecia una pérdida de la resolución espacia, debido a que en una imagen completa se representa una imagen con la mitad de líneas para el ojo derecho y otra también con la mitad de líneas para el ojo izquierdo.

Para visualizar imágenes 3D entrelazadas se emplean gafas polarizadas o pasivas. El fundamento físico de estas gafas es que hacen pasar la luz procedente de las líneas impares por un filtro polarizador distinto al que atraviesan las líneas pares o, dicho de otro modo, se polariza la luz destinada a las líneas de imagen del ojo derecho de forma distinta a las del ojo izquierdo.

Por lo tanto, a través de un dispositivo pasivo (sin alimentación eléctrica), es posible percibir únicamente las líneas que le corresponden a cada ojo del total de líneas representadas en la pantalla. Obviamente, la menor sofisticación de las gafas polarizadas redunda en su comodidad frente a las de tipo LCD por su menor peso, mayor ergonomía y ausencia de baterías.